Profundidad de navegación: Principal / Educación Política

MSSS

La Izquierda y los problemas de la Unidad

Ponencia presentada en el Foro: La Izquierda y los problemas de la Unidad, realizado en el Auditorio 15 de mayo del edificio sindical de la Sección IX de la CNTE, 22 de febrero de 2009.
LA IZQUIERDA Y LOS PROBLEMAS DE LA UNIDAD
MOVIMIENTO SOCIALISTA DE LA SIERRA DEL SUR, MSSS

INTRODUCCIÓN


Los cambios sufridos en México y el mundo, las nuevas formas de hacer política y el surgimiento de nuevos sectores y actores políticos y sociales nos han llevado a renovar nuestra práctica política organizativa para adecuarla a los nuevos tiempos.

Coyunturas políticas y sociales van y vienen, reflejadas en insurrecciones sociales espontáneas, en movilizaciones de diversos sectores sociales en lucha por muy diversos asuntos sociales y políticos y, sin embargo, la capacidad de organizar esa inconformidad por parte de la izquierda, no es capitalizada por la izquierda para avanzar a estadios superiores de organización y de lucha.

Tratando de afrontar esos desafíos de los nuevos tiempos, de las nuevas condiciones; diversas organizaciones, entre ellas el MSI, hemos decidido afrontar esta realidad cambiante construyendo un movimiento que pueda estar en un relativo tiempo a la altura de los nuevos desafíos que la lucha de clases y la construcción del socialismo en México requieren.

La construcción, iniciada hace aproximadamente un año, de una coordinación nacional denominada Movimiento Socialista de la Sierra del Sur es, para las organizaciones que lo conformamos, un enorme reto que significa desarrollar, entre otras cosas, una capacidad organizativa de nuevo tipo, en consonancia con las circunstancias y tiempos actuales, tratando de recoger y sistematizar el conocimiento técnico y científico para poder aplicarlo a una nueva forma de hacer política, que vaya acorde con un adecuado respeto de los principios socialistas que nos rigen, al mismo tiempo que desarrollamos las más diversas formas de lucha que ha generado la experiencia de los pueblos de México y el mundo.

ANTECEDENTES

LAS LUCHAS DEL 88


La lucha desarrollada como Movimiento Social de Izquierda, MSI, hoy integrado al Movimiento Socialista de la Sierra del Sur, MSSS, tiene sus orígenes más cercanos en las jornadas históricas que derivaron en la elección presidencial de 1988 y el posterior fraude que culminó con la imposición de Carlos Salinas de Gortari.

Sin embargo, la impotencia generada en muchos de nosotros y la rabia y coraje por las maniobras mediatizadoras de los dirigentes nacionales de esa época, nos llevaron a buscar mejores caminos para organizar la inconformidad social y política de aquel entonces.

LA FUNDACIÓN DEL PRD Y LA CONSTRUCCIÓN DE LA UOSS.

A la par que participábamos activamente en la fundación del PRD, iniciamos la construcción de una coordinación estatal de organizaciones en el Estado de Guerrero, la cual derivó en la construcción de la Unión de Organizaciones de la Sierra del Sur, UOSS, que integró a un significativo número de organizaciones sociales que luchaban por mejores condiciones de vida y la democratización del Estado.

En esa dinámica de trabajo político fuimos objeto de las formas autoritarias y caciquiles de gobernar de Rubén Figueroa Alcocer. Cacique al que tuvimos que enfrentar con nuestra lucha principalmente para lograr hacer justicia por la matanza de Aguas Blancas, acto de barbarie que hasta el día de hoy está impune y por el cual, en contraste, muchos de nosotros tuvimos que pagar de manera personal con persecución, amenazas de muerte y por último con el exilio forzado en Francia. Eso sin olvidar un sinnúmero de compañeros asesinados o encarcelados y reprimidos injustamente, como los compañeros Hilario Mesino y Benigno Guzmán.

La lucha la desarrollamos desde diversos frentes, la parlamentaria como diputado local; la electoral, al interior del PRD, al ser parte de la dirección estatal y ejerciendo el derecho a espacios en los ayuntamientos del Estado de Guerrero.

EL FAC-MLN COMO UNA EXPERIENCIA NACIONAL Y MULTISECTORIAL

Esa dinámica de lucha no fue un obstáculo para desarrollarnos, al contrario, fue un aliciente para unirnos a algunos esfuerzos nacionales, todo lo cual devino en la construcción del FAC-MLN. Esta fue una experiencia de frente nacional multisectorial que tuvo grandes perspectivas de convertirse en una real opción para la izquierda; sin embargo, las diferencias de método, los intereses personales y de organización de algunos y sobre todo la fuerza del Estado que Ernesto Zedillo Ponce de León utilizó contra él lo llevaron a desvanecerse como propuesta de izquierda.

SITUACIÓN ACTUAL

Actualmente, la izquierda pasa por un periodo de crisis producto de serias deficiencias en sus formas metodológicas, de falta de actualización de sus concepciones y estrategias. Sin embargo esto no significa que demeritemos los esfuerzos que ahora realiza el movimiento social. Al contrario, son muy respetables los esfuerzos que realizan diversas organizaciones por construir espacios de coordinación y que, sin embargo, hasta el momento no han generado las capacidades organizativas necesarias que la lucha del pueblo necesita. Todos son respetables, pero son esfuerzos que hasta ahora se construyen como islas en un mar de lucha social y política de la izquierda, no están encaminados por ahora a encontrarse en el camino.

Como si no fuera suficiente, parte de la izquierda se encuentra inmersa en la lucha electoral, sobre todo la de los partidos políticos, abandonando así las raíces que le han dado origen y que habían sido su sustento. Al mismo tiempo, el movimiento social se mueve en su propia dinámica, ya sea economicista o cuando no hace eso, es arrastrada por el activismo, el cual deja a un lado la esencia de su existir, que es la construcción y organización de la lucha de clases.

PROBLEMAS BÁSICOS QUE SUFRE LA IZQUIERDA

La Unidad como concepto en la izquierda, la hemos convertido en consigna inalcanzable. Todos planteamos la unidad; algunos la unidad a toda costa, otros la unidad desde la base, etc. De esta manera, hay una innumerable lista de propuestas de unidad de todo tipo que en muchos casos solamente es parte del discurso, pues en la práctica casi nunca se hace el esfuerzo por llevarlas a efecto.

Vale la pena entonces mencionar algunos de los problemas que actualmente aquejan a la izquierda y que se han convertido al mismo tiempo en serios obstáculos para construir la unidad.

• Hay una falta de capacidad de la izquierda para orientar y unificar los múltiples esfuerzos organizados y espontáneos que existen en nuestro país. En consecuencia, no hay hasta el momento una instancia o coordinación con las características y condiciones necesarias para hacerlo.
• Falta de capacidad para entender el proceso de lucha de nuestro pueblo, de tener claro quién es el sujeto revolucionario de acuerdo a la compleja realidad de nuestro país. Hay ineptitud para comprender y asumir como propios los intereses de todas las clases, capas y grupos de la población, de los indígenas, de los ambulantes, de los ecologistas, de los productores, de los deudores de la banca, de todos los oprimidos de nuestro país.
• El problema del vanguardismo, que se ve reflejado en plantear, muchas de las veces, ser los únicos o los más puros y por lo tanto ser la vanguardia del proceso revolucionario. Este visión errada plantea la imposibilidad de compartir la dirección del proceso; no se ha comprendido que ser la vanguardia de un movimiento no se autoproclama, sino que se gana, se conquista en la lucha diaria.
• El teoricismo es también un problema de la izquierda en que frecuentemente se cae al realizar constantemente análisis teóricos de carácter general pero que son muy insuficientes para explicar al pueblo los problemas concretos del movimiento social en su conjunto o de un proceso en específico. Somos capaces de plantear las grandes metas estratégicas por la liberación nacional y el socialismo, pero no somos capaces de generar las estructuras que construyan y conduzcan el proceso requerido para lograr esas metas, por lo que se convierten a la larga en una política de consignas que en nada contribuyen a crear fuerza social.
• Al no haber un análisis serio, bien fundamentado, de la realidad local, nacional e internacional, caemos en el subjetivismo. Este tipo de análisis nos lleva a hacer principalmente una incorrecta valoración de la correlación de fuerzas, es decir, se tiende a confundir el deseo con la realidad, se subestima al enemigo de clase y sobreestimamos nuestras fuerzas y capacidades.
• La falta de cuadros y de su adecuada formación es una deficiencia permanente de la izquierda, al darle prioridad a la acción sobre la formación. De ese modo desarrollamos militantes acríticos, con poca o nula aptitud creadora e iniciativa propia, que solamente cumplen tareas sencillas pero que son incapaces de realizar funciones de dirección operativa o estratégica. Hoy los cuadros deben recoger y enarbolar los sentimientos y demandas más profundas del pueblo, tener la capacidad de hacerlas suyas y al mismo tiempo ordenarlas, estudiarlas críticamente, mejorarlas y sistematizarlas para que a su vez la organización las convierta en parte intrínseca de la misma.

PERSPECTIVAS

PLANTEAMIENTO UNITARIO:

• El respeto a todas las formas de lucha.
• El respeto a las distintas formas de pensar y actuar, siempre y cuando contribuyan al desarrollo de la lucha de clases o a la democratización de la sociedad.
• La urgente necesidad de confluir en un frente unitario sin exclusiones, en igualdad de condiciones, coordinando en nuestras coincidencias y discutiendo nuestras diferencias sin que se conviertan en obstáculo del desarrollo.
• Ante los desafíos de la lucha, se necesita una izquierda que enarbole un programa nacional que aglutine en torno suyo a los más amplios sectores sociales, a las más diversas demandas sociales y políticas; que convierta a las fuerzas sociales y políticas de protagonistas de la lucha en verdaderos constructores del proceso democratizador y revolucionario en nuestro país.

Domingo 22 de febrero de 2009.

Fecha: 25/02/2009
Radioteca, UNESCO y Código Sur apoyan la construcción de esta web, pero no necesariamente comparten y adhieren a los contenidos publicados, siendo estos absoluta responsabilidad de las organizaciones usuarias.

Los contenidos de este sitio web están bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0.
Este sitio es administrado con el editor dinámico de contenidos Cyclope 2.0 que ha sido desarrollado por Código Sur.